lunes, 7 de marzo de 2011

Eric Arthur Blair, Seudónimo: George Orwell. 1984



Ciencia ficcion o Realidad… 


Lejos de querer pretender plantear una tarea tan ambiciosa, Orwell recurre a un juego con los tiempos y los espacios para advertir que los peligros de los totalitarismos distan mucho de ser fantasías. 

1984 es la visión profética de Orwell sobre una sociedad totalitarista situada supuestamente en un futuro cercano. 

George Orwell, seudónimo de Eric Arthur Blair, se adelanto a su tiempo escribiendo, la conocida  novela 1984. Es una novela de argumento político, escrita por George Orwell, entre 1947 y 1948 y publicada el 8 de junio de 1949. La novela introdujo los conceptos del propagado y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor, de la notoria habitación 101, de la presente policía del pensamiento y de la neolengua, adaptación del inglés en la que se reduce y se transforma el léxico con fines represivos, basándose en el siguiente principio: Lo que no está en la lengua, no puede ser pensado.


La novela fue escrita bajo el título de El último hombre en Europa (The Last Man in Europe). Los editores tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos, en donde fue lanzado el libro de forma simultánea, cambiaron el nombre a Mil novecientos ochenta y cuatro (1984), por motivos comerciales. En ese año transcurre la acción narrada en el libro. 

El título 1984 es el resultado de intercambiar la posición de los dos últimos dígitos del año en el que se escribió el libro, 1948.

Muchos analistas detectan semejanzas entre la sociedad actual y el mundo de 1984, sugiriendo que estamos comenzando a vivir en lo que se ha conocido como Sociedad Orwelliana. El término Orwelliano se ha convertido en sinónimo de las sociedades u organizaciones que reproducen actitudes totalitarias y represoras como las representadas en la novela. 

La novela fue un éxito en ventas y se ha convertido en uno de los libros más influyentes del siglo XX. Es considerada como una de las obras cumbre de la trilogía de las antiutopías de principios del siglo XX, también clasificadas como ciencia ficción, junto a la novela de 1932 Un mundo feliz (Brave new world), de Aldous Huxley, y Fahrenheit 451 de Ray Bradbury

Algunos consideran que la novela 1984 es un plagio de la obra Nosotros escrita por Yevgeni Zamiatin en 1921. Por su parte George Orwell reconoció la inspiración y la influencia de esta en su novela.

El 16 de septiembre de 1999, Holanda fue testigo de la emisión del primer programa,  reality show internacional más famoso y popular del mundo, Gran Hermano. Más de 70 países lo han emitido en sus diferentes versiones, incorporando variantes. Miles de millones de personas han sido sus espectadores alrededor del mundo.

Eric Arthur Blair (George Orwell), autor de la célebre obra literaria 1984, nunca se enteró de esto, ya que murió casi 50 años antes de la aparición de Gran Hermano (Big Brother). 

Nació en la India pero paso la mayor parte de su vida en Inglaterra, se opuso tempranamente al imperialismo británico, por lo que en su juventud prestó sus servicios en la Policía Imperial India en Birmania. Soportó de cerca la enfermedad y pobreza al sufrir las condiciones de vida de las clases sociales de los trabajadores de Londres y París. 

Asimismo se manifestó en contra de los totalitarismos nazi y soviético. Quizá por ello, y para liberar su pluma de la mirada atenta del control, decidió adoptar el seudónimo de George Orwell, nombre con el cual es conocido.


MUNDO-SOCIEDAD. POLITICA BIG BROTHER /GRAN HERMANO 1984
 
Londres de un virtual 1984, en un mundo dividido en tres superpotencias:

Oceanía, donde domina el Ingsoc (en neolengua), acrónimo inglés para "socialismo". Oceanía (1984) comprende el Reino Unido, toda América, Australia, Nueva Zelanda y el Sur de África.

 
Eurasia. Donde domina el neo-bolchevismo. Eurasia (1984) comprende la Unión Soviética (incluida la parte asiática) y Europa (excepto el Reino Unido).

Estasia. Asia Oriental, donde domina la "Adoración de la Muerte" o "Desaparición del Yo". Estasia (1984) comprende China, Japón y Corea.

Diversas zonas del mundo que están siendo disputadas entre las diversas superpotencias.


Big Brother, Gran Hermano es un personaje de la novela, Es el ente que gobierna a Oceanía. Nadie lo conoce, la presencia del Gran Hermano es constante a lo largo de toda la novela, apareciendo constantemente a través de las tele pantallas, en fuertes propagandas de "El Partido", y en enormes murales en cada rincón de la sociedad descrita por Orwell.

Big Brother es un personaje de la novela de primera importancia, del mismo nivel que el protagonista, Winston Smith, es junto con Emmanuel Goldstein, el fundador del Partido que todo lo controla.

Big Brother, Gran Hermano suple a todo personaje político, él es el jefe, el guardián de la sociedad, el dios pagano y el juez supremo. 

Él es la encarnación de los ideales del Partido, el Partido ubicuo, único y todopoderoso que vigila sin descanso todas las actividades cotidianas de la población, al punto que inclusive en las calles y casas hay dispositivos de vigilancia para conocer todos los actos de cada individuo. Irónicamente, Orwell sugiere la posibilidad de que el Gran Hermano ni siquiera sea una persona real, sino un mero icono propagandístico.

El Partido es la organización al que han de pertenecer todas las personas. Sólo están exentos de esta afiliación los "proles", trabajadores que constituyen la inmensa mayoría de la población, mantenidos en la pobreza pero entretenidos de diversas formas y maneras por el Partido para preservarlos contentos con su situación, prácticamente sólo saben obedecer órdenes y sus mentes aceptan sin queja cualquier orden aunque vaya en contra de sus mismos intereses, se les conceden los mismos derechos que a los animales y de hecho, la Policía del pensamiento 1984 apenas los vigilan: "A los proles se les permite la libertad intelectual porque no tienen intelecto alguno". Ni siquiera la familia está por encima de su presencia, es común la denuncia por parte de hijos pequeños a sus propios padres por traicionar al Partido.









Los lemas del Partido, de cuya inversión de significado son:

Paz es Guerra: Cuyo significado invertido sería guerra es paz, ya la guerra produce el miedo en los ciudadanos haciendo mucho más difícil se rebelen por temor a la invasión del país enemigo.

Libertad es Esclavitud: Cuya inversión sería esclavitud es libertad, el esclavo se siente libre al no conocer otra cosa.

Fuerza es Ignorancia: Cuya inversión daría como resultado ignorancia es fuerza, debido a que la ignorancia de los "proles" también evita su rebelión contra el partido.

En la novela habla de una sociedad localizada en una futura Inglaterra, se encuentra divida en dos grupos, son los únicos visibles. Los miembros del Partido Único, que viven obnubilados por una completa y atroz represión, y por otro lado una masa de gente extremadamente pobre que vive atemorizada y aislada de la política

SMITH, EL PROTAGONISTA DE LA HISTORIA

Gran Hermano (Big Brother) es el personaje protagonista de la novela, al igual que el personaje de, Winston Smith, es junto con Emmanuel Goldstein, el fundador del Partido que todo lo controla. Este rompió con él para formar una nueva organización llamada "La hermandad", que se dedica a promover la caída del Partido, por lo que éste y sus seguidores son considerados peligrosos y traidores a la Revolución. Siendo la antítesis al Gran Hermano, es presentado por El Partido como un gran enemigo, y es utilizado con fines propagandísticos, como es en los dos minutos de odio. La novela deja sin respuesta si Goldstein o la Hermandad existen. 


Su existencia es misteriosa, pues nunca llega a aparecer en persona ni a decirse su nombre real, pudiéndose tratar simplemente de una invención por parte del Partido para ser utilizada como arma propagandística e inducir a la población confianza a la vez que temor y respeto, (el Ministerio de la Verdad se encarga de cambiar la historia y el presente, según van variando las circunstancias).

Los regímenes totalitarios se caracterizan por un monopolio de los medios de comunicación, la imposición de una ideología consistente, la exigencia no sólo de obediencia sino de participación activa en las medidas policiales del Estado, y un aparato de policía secreta y de campos de concentración para disciplinar e incluso exterminar a los adversarios y disidentes.

George Orwell,  habla en 1984 sobre el Ministerio de la Verdad, la ideología del partido, los 2 Minutos de Odio obligatorios y la Policía del Pensamiento conectada con el centro de torturas del Ministerio del Amor, como los elementos centrales que conforman la sólida superestructura del totalitarismo del Gran Hermano en esa mítica Oceanía.

Dentro de ese mundo, Winston Smith, protagonista de la historia, trabaja en el Departamento de registro del Ministerio de la Verdad. Su tarea consiste en alterar los datos en las noticias, los diarios, en los artículos de las revistas, para manipular el presente. Su cometido es reescribir la historia.


En un Londres totalmente tecnificado donde la sociedad ha logrado manipular la naturaleza y la mente del hombre, la vida se desarrolla bajo el cobijo de una des-historización gustosa y de la cual el propio Winston es víctima. 

¿Dónde estoy realmente? – Se pregunta Winston- ¿Es en verdad éste es el año 1984?

MINISTERIOS 1984

Los ministerios son cuatro, Ministerio del Amor, Ministerio de la Paz, Ministerio de la Abundancia, Ministerio de la Verdad.

El Ministerio del Amor (en neolengua Minimor). Se ocupa de administrar los castigos y la tortura, causar daño físico o psicológico.

El Ministerio de la Paz (en neolengua Minipax). Se encarga de asuntos relacionados con la guerra y se esfuerza para lograr que la disputa sea permanente. Si hay guerra con otros países, el país está en paz consigo mismo. (Hay menos revueltas sociales cuando el odio y el miedo se pueden enfocar hacia fuera, como señala la psicología social).

El Ministerio de la Abundancia (en neolengua Minindancia). Es encargado de los asuntos relacionados con la economía y de conseguir que la gente viva siempre al borde de la subsistencia mediante un duro racionamiento.

El Ministerio de la Verdad (en neolengua Miniver) se dedica a manipular o destruir los documentos históricos de todo tipo (incluyendo fotografías, libros y periódicos), para conseguir que las evidencias del pasado coincidan con la versión oficial de la historia, mantenida por el Estado.

ARGUMENTO  DE LA NOVELA

Tras años trabajando para el Ministerio de la Verdad, Winston Smith se va volviendo consciente de que los retoques de la historia en los que consiste su trabajo son sólo una parte de la gran farsa en la que se basa su gobierno, descubre la falsedad intencionada de todas las informaciones procedentes del Partido Único

En su ansia de evadir la propagada vigilancia del Gran Hermano (que llega inclusive a todas las casas) encuentra el amor de una joven agitadora llamada Julia, también desengañada del sistema político, juntos llevan una resistencia de dos contra una sociedad que se vigila a sí misma.

Winston y Julia creen afiliarse a la Hermandad, un supuesto grupo de resistencia dirigido por Emmanuel Goldstein, un personaje casi tan presente y propagado como el propio Gran Hermano, el Enemigo del Pueblo y escritor de El Libro, el cual Winston lee hasta llegar a comprender los mecanismos del doble pensar, herramienta base de dominación del Partido, y que es en realidad uno más de los instrumentos de control del Partido.

 
A través de una historia enmarañada, con temas como el lavado de cerebro, el lenguaje, la psicología y la inventiva encaminados al control físico y mental de todos los individuos, la educación totalitaria de la juventud, etcétera, Orwell relata la historia trágica de Winston Smith y Julia, quienes tratan de escapar de un sistema donde la intimidad y el libre pensamiento están prohibidos y se es castigado.

Al descubrir que los presuntos "miembros de la resistencia" formaban parte también del mecanismo represor, los protagonistas son encerrados por la Policía del pensamiento y sometidos a tortura en el Ministerio del Amor. Winston es obligado a reconocer que una teoría claramente falsa como 2+2=5 es en realidad verdadero. 

Su fortaleza sorprende a los torturadores en la Habitación 101, pero todo no es más que parte de una perturbada pesadilla. Winston acaba, tras largos e inhumanos meses, aceptando interiormente que la verdad es lo que el partido dice y no lo que su intelecto deduzca, ni siquiera lo que sus sentidos perciban. 







 
Al final Winston reencuentra a Julia, que ha sido también torturada, pero ambos son incapaces de conservar en sus mentes alguna sensación de contacto y se separan como dos extraños, indicando entonces que la finalidad del Partido Único se había cumplido, de hecho el amor entre Winston y Julia desaparece, reemplazado por el amor hacia el Gran Hermano, único sentimiento afectivo tolerado por el régimen. 

No obstante, lo único que Winston sabía era que desaparecería, de la noche a la mañana, sin dejar huella, incluso desaparecería toda evidencia de haber existido. Sabía también como sería su muerte, siendo lo único que tuvo certeza en toda la historia.

OPINION DE GEORGE ORWELL

George Orwell opinó varias veces sobre los temas tratados en su novela. En relación con la reescritura de la Historia, Orwell decía en su libro Mi Guerra Civil Española”:

«Ya de joven me había fijado en que ningún periódico cuenta nunca con fidelidad cómo suceden las cosas, pero en España vi por primera vez noticias de prensa que no tenían ninguna relación con los hechos, ni siquiera la relación que se presupone en una mentira corriente. (...)

En realidad vi que la historia se estaba escribiendo no desde el punto de vista de lo que había ocurrido, sino desde el punto de vista de lo que tenía que haber ocurrido según las distintas “líneas de partido”. (...) 

Estas cosas me parecen aterradoras, porque me hacen creer que incluso la idea de verdad objetiva está desapareciendo del mundo. A fin de cuentas, son muy probables que estas mentiras, o en cualquier caso otras equivalentes, pasen a la historia. ¿Cómo se escribirá la historia de la Guerra Civil Española? (...) 

Sin embargo, es evidente que se escribirá una historia, la que sea, y cuando hayan muerto los que recuerden la guerra, se aceptará universalmente. Así que, a todos los efectos prácticos, la mentira se habrá convertido en verdad. (...) 

El objetivo tácito de esa argumentación es un mundo de pesadilla en el que el jefe, o la camarilla gobernante, controlan no sólo el futuro sino también el pasado. Si el jefe dice de tal o cual acontecimiento que no ha sucedido, pues no ha sucedido; si dice que dos y dos son cinco, dos y dos serán cinco. Esta perspectiva me asusta mucho más que las bombas, y después de las experiencias de los últimos años no es una conjetura hecha a tontas y a locas. »

Por ejemplo, en una carta a un líder sindicalista estadounidense dice sobre su novela 1984:

Yo no creo que el género de sociedad que describo vaya a suceder forzosamente, pero lo que sí creo es que puede ocurrir algo parecido. También creo que las ideas totalitarias han echado raíces en los cerebros de los intelectuales en todas partes del mundo y he intentado llevar estas ideas hasta sus lógicas consecuencias. 

Debido a la fama de la novela, el nombre de este personaje “Orwell”, se usa frecuente para referirse a gobiernos autoritarios o que vigilan excesivamente a sus ciudadanos, así como al control sobre la información que éstos ejercen. También para referirse a personas u organizaciones que ejercen un control que se percibe como excesivo o peligroso, o invasivo de la intimidad. 

Ciencia ficcion o Realidad… 1984. George Orwell.  Clase de proyecto
 
 

La expresión se popularizó enormemente tras la aparición del concurso de televisión Gran Hermano, cuyo nombre hace referencia al personaje literario. 

Las personas que conoce la expresión Gran Hermano desconocen su origen en el Hermano Mayor y la carga política que éste conlleva.

1984. FRASES RECOGIDAS DEL LIBRO


En una época de engaño universal, decir la verdad constituye un acto revolucionario.
Quien controla el presente controla el pasado, quien controla el pasado, controlará el futuro.
Diariamente y casi minuto a minuto, el pasado era puesto al día.
La mentira elegida pasaría a los registros permanentes y se convertiría en la verdad.
Si el Partido podía alargar la mano hacia el pasado y decir que este o aquel acontecimiento nunca había ocurrido, esto resultaba mucho más horrible que la tortura y la muerte.
No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución, se hace la revolución para establecer una dictadura.

En realidad, nada era ilegal, ya que no existían leyes.

En una época de engaño universal, decir la verdad constituye un acto revolucionario.

Nada hay que temer de los proletarios. Dejados aparte, continuarán, de generación en generación y de siglo en siglo, trabajando, procreando y muriendo, no sólo sin sentir impulsos de rebelarse, sino sin la facultad de comprender que el mundo podría ser diferente de lo que es.

Hasta que no tengan conciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema. 

Nos encontraremos en un lugar en el que no hay oscuridad.

Se preguntó, como ya lo había hecho muchas veces, si no estaría él loco. Quizás un loco era sólo una "minoría de uno". Hubo una época en que fue señal de locura creer que la Tierra giraba en torno al Sol, ahora, era locura creer que el pasado es inalterable. Quizá fuera él, el único que sostenía esa creencia, y, siendo el único, estaba loco. Pero la idea de ser un loco no le afectaba mucho. Lo que le horrorizaba era la posibilidad de estar equivocado."

Si la riqueza llegara a generalizarse, no serviría para poder distinguir a nadie.

Si la masa empezaba a reflexionar se daría cuenta de que nunca podría imponerse a los demás y acabaría sublevándose.

Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada.

Las bombas voladoras que caían a diario sobre Londres eran probablemente lanzadas por el propio gobierno de Oceanía, solo para mantener a la gente asustada.

Un éxtasis de miedo y venganza, un deseo de matar, de torturar, de aplastar rostros con un martillo, parecían recorrer a todos los presentes como una corriente eléctrica convirtiéndole a uno, incluso contra su voluntad, en un loco gesticulador y vociferante. (Sobre los dos minutos de odio)

Lo importante es que existiese aquella habitación, saber que estaba allí era casi lo mismo que hallarse en ella.

Tengo mujer y tres hijos. El mayor de ellos no tiene todavía seis años. Podéis coger a los cuatro y cortarles el cuerpo delante de mí y yo lo contemplaré sin rechistar. Pero no me llevéis a la habitación 101. Prisionero del Partido.

Estarás hueco. Te vaciaremos y te rellenaremos de... nosotros.". O'Brien

Si quieres hacerte una idea de cómo será el futuro, figúrate una bota aplastando un rostro humano... incesantemente. O'Brien

Sólo podrían ser peligrosos si el progreso de la técnica industrial hiciera necesario educarlos mejor. O'Brien

Te figuras que existe algo llamado la naturaleza humana, que se irritará por lo que hacemos y se volverá contra nosotros. Pero no olvides que nosotros creamos la naturaleza humana. O'Brien hablando del control del Partido

Al partido no le importa perpetuar su sangre si no perpetuarse a sí mismo.

El partido era el eterno guardián de los débiles.

El partido quiere tener el poder por amor al poder mismo.

El poder no es un medio; es un fin en sí mismo.

No habrá risa, no habrá arte, ni literatura ni ciencia, sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil.

El instinto animal, el simple e indiferenciado deseo. Ésa era la fuerza que destruiría el partido.

Aun admitiendo que en filosofía, ciencia, ética o en política dos y dos pudieran ser cinco, cuando se fabricaba un cañón o un aeroplano, tenían que ser cuatro. El Libro

Antiguamente, las diferencias de clase no sólo habían sido inevitables, sino deseables. La desigualdad era el precio de la civilización. El Libro

Si los hechos demuestran otra cosa, habrá que cambiar los hechos.  El Libro

El pasado es únicamente lo que digan los testimonios escritos y la memoria humana. El Libro

A Winston le resultaba curioso que se pudieran crear hombres muertos y no hombres vivos. El camarada Ogilvy, que nunca había existido en el presente, era ya una realidad en el pasado.

Se esperaba construir un lenguaje articulado que surgiera de la laringe sin involucrar en absoluto a los centros del cerebro. Sobre la Neolengua

El crimental no implica la muerte, es la muerte en sí misma.

La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza.

Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.

Los mejores libros son los que nos dicen lo que ya sabemos.

Los altos quieren quedarse donde están, los medianos quieren arrebatarle su puesto a los altos, los bajos quieren abolir todas las distinciones y crear una sociedad en la que todos sean iguales.

Les tentaba menos el lujo y más el placer de mandar.

El invento de la imprenta facilitó mucho el manejo de la información.

Todo ocurre en la mente y sólo lo que allí sucede tiene una realidad. 

ENLACES  



La Habitación 101 es una referencia al despacho 101 que Orwell ocupó mientras trabajaba para la British Broadcasting Corporation. BBC durante la Segunda Guerra Mundial.


HERMANO MAYOR. BIG BROTHER (PROGRAMA DE TELEVISION)

Gran Hermano. Big Brother es un popular concurso donde alrededor de tres meses, un grupo de concursantes, generalmente, unos 15 conviven en una casa, totalmente aislados del exterior, con cámaras vigilándolos las 24 horas del día. Deben llegar a la final sin ser expulsados por la audiencia que es la que decide, la meta es el premio final.
El formato fue creado por el neerlandés John de Mol y desarrollado por su productora, Endemol. Ha sido emitido en más de 70 países.
El nombre del programa hace referencia a la novela que George Orwell publicó en 1949, Mil novecientos ochenta y cuatro. 1984, en la que el Gran Hermano es el líder que todo lo ve.
"Experimento sociológico"

"No te olvides, el Hermano Mayor te vigila”


Basura Politica

Image and video hosting by TinyPic