sábado, 12 de noviembre de 2011

El Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC) se querella contra Blanco y reclama disolver el PSOE


La querella no sólo hace mención a la citada operación Campeón, sino que también se hace eco de la iniciada hace dos años también en Galicia, la operación Carioca, una supuesta red de prostitución y corrupción que operaba en Lugo.
Piden la ilegalización del PSOE por la “comisión de delitos contra la humanidad, como colaboración con terroristas, traición, blanqueo de capitales, espionaje, delitos económicos y sustracción de fondos públicos mediante la utilización de entidades bancarias y fondos reservados, estafa procesal y electoral, delitos de coacciones y amenazas y tráfico de influencias”
El Sindicato Unificado de la Guardia Civil (SUGC) presentó el jueves día 3 de noviembre ante el Tribunal Supremo una querella criminal contra José Blanco,  ministro de Fomento, por sustracción de fondos públicos y tráfico de influencias.

Supuestamente delitos en los que habría incurrido Blanco tras su encuentro con el empresario Jorge Dorribo y en el que se habría gestado el cobro de comisiones a cambio de ayudas públicas, pero que en realidad podría esconder otros tipos delictivos como financiación irregular y blanqueo de dinero,  y a tenor de lo investigado por la titular del juzgado de instrucción nº 3 de Lugo, la juez Estela San José.

Un entramado en el que previsiblemente Blanco y Dorribo no eran más que meros intermediarios de una trama mucho más compleja y en la que estarían implicados otros muchos empresarios y otros cuantos políticos.

SUGC va más allá de la figura del titular de Fomento y abarca a gran parte del núcleo dirigente, en el que Blanco ha tenido un papel relevante. Globalmente se presenta contra el entramado socialista, acusándolo entre otros tipos delictivos de “banda organizada”, al cometer delitos contra los derechos humanos y saquear el Estado. Así mismo ha pedido el inicio y la declaración de ilegalidad del PSOE y su disolución, partido al que referencia en la querella, se considera “una banda criminal organizada para el saqueo de España”, al permitir y avalar la negociación con los terroristas de ETA  y no escuchar a los guardias civiles que pedían derechos humanos.


Además la denuncia centra, como ejecutores, al ex presidente del Gobierno, Felipe González; al ex vicepresidente, Alfonso Guerra; al ex ministro de Defensa, Narcís Serra; al actual presidente, Rodríguez Zapatero; al ministro de Fomento, José Blanco; al anterior secretario de Organización del PSOE, José Benegas; al ex presidente, Manuel Chaves, y al juez Garzón, así como por otros “de sus militantes destacados y afiliados, formando una banda organizada que ha cometido delitos muy graves e imprescriptibles”.

La querella está presentada ante el Alto Tribunal y se recuerda la decisión que adoptó en el año 2006 el Tribunal de Derechos Humanos, que condenó al Gobierno de Felipe González por vulnerar los derechos humanos de miles de personas, incluyendo a los guardias civiles y sus familias. Condena que no llegó a ejecutarse a pesar de que la parlamentaria Rosa Díez y líder de UpyD  logró que se aprobara por unanimidad en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley para el reingreso y reparación de los numerosos miembros de la Benemérita expulsados del cuerpo en aquellos años por reivindicar sus derechos, entre los que se encontraba el de asociación.

Por otro lado, hace unas semanas, SUGC presentó otra demanda contra Cándido Conde-Pumpido, fiscal general del Estado, por no iniciar acto procesal ante una denuncia presentada hace más de un año, lo que a juicio del querellante supone dejación de funciones y probablemente un acto de prevaricación inaudita y grave en un estado de derecho.

Además, el Sindicato Unificado de Guardias Civiles presentará en breve otra querella contra lo que se conoce como caso Villa PSOE.

Insultos del PSOE gallego hacia el PP

Miguel Cortizo, ‘número dos’ del PSOE por La Coruña, cargó contra los “cabrones y mezquinos” que según él  hay en el PP y que se comportan con “deslealtad” hacia el Gobierno en la lucha antiterrorista y contra la crisis económica. “No les importaba que hubiera atentados”, sentenció el socialista.


La ilegalización del PSOE, Felipe González, Alfonso Guerra, Narcís Serra, Luis Roldán, delitos no prescritos.


NOTAS DE HISTORIA



En 1889 el PSOE, bajo el liderazgo de Pablo Iglesias, se adhiere a la II Internacional. En 1898 queda reflejada otra de las características propias del PSOE, el ir en contra de los intereses de la patria por motivos partidistas.

En 1909 se establece la Conjunción Republicano-Socialista en cuyas candidaturas conjuntas se presentaría Pablo Iglesias a las elecciones legislativas de 1910, convirtiéndose en el primer diputado socialista español. Tras algún discurso menor, el 7 de julio Pablo Iglesias dejó clara constancia en el parlamento de las tácticas y fines del PSOE: habló de la supresión de la Iglesia, del Ejército, la Magistratura y otras instituciones que mantenían, según él, el injusto orden social; declaró que los socialistas estarían en la legalidad mientras esta le fuese útil, fuera de la legalidad cuando esta no le permitiese realizar sus aspiraciones.

Se mostró absolutamente contrario a que Maura volviese al poder y expresó que los socialistas estaban dispuestos a impedirlo: "Tal ha sido la indignación producida por la política del gobierno presidido por el señor Maura que los elementos proletarios (...) hemos llegado al extremo de considerar que antes que Su Señoría suba al poder debemos llegar al atentado personal". 


Felipe González Márquez, también conocido por Mr. X por su trayectoria en el caso GAL. Un nombre más apropiado para la historia de este encantador de serpientes. Militante de la Falange durante el franquismo.


Basura Politica

Image and video hosting by TinyPic