lunes, 30 de enero de 2012

ACTA (Acuerdo Comercial Anti-falsificación / Anti-Counterfeiting Trade Agreement. Tratado internacional antipiratería


El dictamen de la máxima autoridad europea sobre protección datos pone en entredicho la legalidad de las iniciativas de Gobiernos como el de Sarkozy o Rodríguez Zapatero para combatir ciertas violaciones del derecho sobre la propiedad intelectual en el terreno de internet.

El dictamen, fechado el 22 de febrero de 2010, ataca de manera feroz tanto las leyes nacionales que siguen el modelo francés (tres avisos y corte de acceso a la Red) como las negociaciones entre la UE, EE UU y otros socios comerciales para firmar un acuerdo contra la piratería ACTA (Acuerdo Comercial Anti-falsificación).
 
La parte más peligrosa del dictamen para los Gobiernos es la que señala que las leyes antipiratería, tal y como se están planteando en Francia o en España, pueden violar al menos dos directivas europeas (la 95/46, sobre protección de datos personales y la 2002/58, sobre procesamiento y protección de datos en el sector de las telecomunicaciones).

Primera prueba de ese riesgo podría ser el acuerdo sobre el ACTA. El Supervisor europeo reprocha a la Comisión Europea que no le haya consultado sobre unas negociaciones que potencialmente, pueden tener un impacto en los derechos fundamentales de los ciudadanos europeos.

La UE dictamina que las leyes antipiratería son desproporcionadas

Presidente francés, Nicolás Sarkozy, junto a José Luis Rodríguez Zapatero.


 
ACTA (Acuerdo Comercial Anti-falsificación)


La Unión Europea ha suscrito en Japón el Acuerdo Comercial Anti-falsificación (ACTA), un acuerdo internacional que busca combatir la piratería y falsificaciones a nivel mundial. El acuerdo, al que se han suscrito 22 de los 27 países de la UE, excepto Holanda, Chipre, Eslovaquia, Estonia y Alemania, que se espera que firmen el acuerdo más adelante, también ha contado con el apoyo de Estados Unidos, Australia, Canadá, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y Corea del Sur. Tratado ACTA, (tratado ACTA en español). 





Ministro de Cultura José Ignacio Wert (PP), su predecesora Ángeles González-Sinde (PSOE), Enrique González Macho productor distribuidor de cine español desde 2011 presidente de la Academia de Cine Española.


Qué es el ACTA (Acuerdo Comercial Anti-falsificación)

Conocido como ACTA, el texto ya lleva varios años en negociación. En abril de 2010 se dio a conocer un texto que no preveía cortes de acceso a Internet a los usuarios, solo obligaba a las operadoras a dar los datos de sus clientes si un juez lo ordenaba y, en teoría, no haría necesario modificar las legislaciones nacionales. En septiembre de 2010, un nuevo borrador quitaba aún más presión sobre los proveedores de Internet, a los que ya no se responsabilizaría de las descargas realizadas por sus clientes. En noviembre de ese mismo año surgían importantes dudas sobre los posibles beneficios de la ley.

Qué propone

El objetivo principal de esta norma es el "Endurecimiento de Derechos de Propiedad Intelectual" (de hecho, así se titula uno de los capítulos) y el establecimiento de unos procedimientos mínimos que permitan a los países firmantes coordinarse y luchar de una forma más efectiva contra la piratería a nivel internacional. El ACTA prevé nuevas sanciones penales para obligar a los proveedores de Internet a vigilar los contenidos en Internet. También se prevén sanciones civiles, por daños y perjuicios, a los intermediarios; pero el actual borrador del proyecto es sumamente impreciso y no especifica qué medidas concretas se llevarán a cabo, qué tipo de penas se impondrán, cuál será su cuantía y qué organismo intervendrán en el proceso y cómo.

"El tratado quiere garantizar que las organizaciones criminales sean perseguidas cuando roban la propiedad intelectual, dañando la innovación y destruyendo empleo", explicó el comisario de Comercio de la Unión Europea, Karel de Gucht, quien asegura que, a diferencia de lo propuesto en diversas leyes nacionales, no se restringirán libertades ni se censurarán páginas web. "Los ciudadanos podrán seguir usando las redes sociales como Facebook o Twitter igual que en el pasado", dijo.

Por qué es una medida polémica

Las principales protestas contra el ACTA se refieren precisamente a la citada ambigüedad del texto, que da vía libre a múltiples interpretaciones y, por tanto, es susceptible de generar múltiples problemas. Aunque el texto especifica que los procedimientos que se pacten deben respetar la privacidad y la libertad de expresión, las voces críticas apuntan que el resto del proyecto no lo garantiza. La mayor preocupación es que los proveedores de Internet podrían convertirse en vigilantes de la Red que controlarían el tráfico de datos de sus clientes para evitar el intercambio de material protegido por derechos de autor. De llevarse a cabo, la monitorización ya supondría una violación de la privacidad.

Los promotores de la norma han insistido en que toda acción se llevará a cabo previa orden judicial, pero la escasa transparencia con la que se ha llevado a cabo la creación y evolución del ACTA hace que incluso muchos políticos se muestren reacios a la ley. Sorprende especialmente la ausencia de la palabra "Internet" en el borrador del proyecto. En su lugar, la ley se refiere siempre a "entornos digitales"

También existe mucha incertidumbre sobre si esta ley afectará y cómo a las legislaciones nacionales. Muchos aseguran que, al tratarse de un acuerdo internacional, el ACTA permitirá la intervención de un país en un negocio extranjero aplicando la legislación común y obviando la nacional.

 
Negociaciones

Las Negociaciones de ACTA se llevan un cabo de forma secreta y no pertenecen ninguna una organización internacional. La Comisión Europea, la oficina del representante de comercio de los estados unidos, y el departamento australiano de comercio y asuntos extranjeros y otras agencias de gobierno han reconocido haber participando en las negociaciones de ACTA, pero han rechazado sacar los borradores del tratado o hablar de términos específicos bajo discusión en las negociaciones. 

En noviembre 2008 la Comisión Europea declaro que hasta ahora hubo solo tres rondas de negociaciones: (las tres negociaciones)
  • Una a principios de junio ​​del 2008 en Génova.
  • Otra a finales de julio del 2008 en Washington. 
  • La tercera a mediados de octubre del 2008 en Tokio.
  • Una cuarta ronda de negociaciones fue sostenida en París, a mediados de diciembre del 2008.
  • La quinta ronda en Marruecos en julio del 2009.
  • La sexta ronda de las negociaciones de ACTA fue acogida por la República de Corea en Seúl en noviembre 4 a 6, 2009. Los participantes en estas negociaciones incluyen a: Australia, Canadá, la Unión Europea, Japón, la República de Corea, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza, y los Estados Unidos de América. Las discusiones en la ronda de negociaciones esta se enfocaron en la restricción del entorno digital y rigidez penal.
  • La séptima ronda de negociaciones fue  planificada en enero de 2010 en México. Su objetivo era concluir ACTA en 2010.
  • En abril de 2011 Colombia anuncia la negociación del ACTA contra la piratería bajo el Nombre de "Ley Lleras".
En qué Estado se encuentra

El Consejo de la Unión Europea aprobó a mediados de diciembre de 2011 el ACTA, escondida entre legislación relacionada con asuntos pesqueros entre gran cantidad de documentos relacionados con flotas pesqueras, pesca y comercio **agropecuario*. El único paso que resta antes de la entrada en vigor del ACTA es la aprobación del texto por parte del Parlamento Europeo. Las comisiones del Parlamento Europeo deberán emitir su opinión al respecto y debatirlas entre el 29 de febrero y el 1 de marzo. Mientras que entre el mes de abril y mayo, la Comisión de Comercio Internacional (INTA, por sus siglas en inglés) también votará.

Tras una larga serie de debates y votaciones, el momento más importante será durante la sesión plenaria de Estrasburgo del 11 al 14 de junio, donde todos los diputados del Parlamento Europeo podrán votar sobre el ACTA. Si la mayoría de los votos son a favor de la ratificación del ACTA, recibirá el visto bueno definitivo y será convalidado por la Unión Europea.

 
La última oportunidad para que ACTA sea detenida esta en los ministros del Parlamento Europeo, entre los cuales se encuentra el bloque Verde, quienes consideran esta acción y el tratado mismo, como algo completamente ilegal.

A mediados de 2012 deberá ser todavía ratificado en la  sesión plenaria de Estrasburgo del 11 al 14 de junio en el Parlamento Europeo, donde se someterá ACTA a la que podría ser su votación definitiva. (La última oportunidad de rechazar ACTA!).

Todos podemos hacer algo y ahora, el balón está en la cancha europea. Si estas en Europa, visita la página de la campaña de La Quadrature para detener ACTA.
 
ACTA (Acuerdo Comercial Anti-falsificación)





Enlaces

Basura Politica

Image and video hosting by TinyPic